jueves, 26 de enero de 2017

Primer tráiler de "Thirteen reasons why"

Vengo por aquí de forma muy rápida para comentarles esta noticia. Sí, como pueden ver en el título, Netflix POR FIN ha revelado el primer tráiler (en realidad un teaser) de Thirteen reasons why, o como es más conocido en español, Por trece razones. En su día les comenté que había disfrutado mucho del libro, pero creo que no quedó claro lo mucho que su historia me marcó. Por ahora no puedo decir mucho, pero a mis ojos,el tráiler resulta muy... atractivo; me gusta lo que han puesto en él, y el tono ya de por si me hace mucha ilusión.



No olviden dejarme un comentario diciéndome qué les parece.

domingo, 22 de enero de 2017

Esta canción me suena a...


Hace meses no les traía esta sección por aquí, pero es que uno no siempre encuentra una canción que le recuerde una historia tan vivamente como la que les vengo a dejar hoy. El año pasado leí un manga sobre la pérdida de las mascotas, e incluso tuve que pasar por esa difícil situación yo mismo, y ya se imaginarán lo duro y triste que fue todo. Pues bueno, no recuerdo cómo llegó esta canción a mis oídos, pero sí sé que resume a la perfección lo que se siente al perder a un ser tan, tan querido. Curiosamente, el manga El perro guardián de las estrellas trata ese mismo tema, así que no puedo sino relacionar ambas cosas junto con mi experiencia y... aquí la tienen. Es una canción para cantar a grito herido y llorar, así que si eso no les molesta, disfrútenla y cuéntenme qué les parece.

Por cierto, la canción es If only tears could bring you back, interpretada por Midnight sons.

jueves, 19 de enero de 2017

Opinión: "La reina de los condenados"

Título: La reina de los condenados
Saga: Crónicas vampíricas #3
Autor: Anne Rice
Páginas: 649
Publicado por: Ediciones B
Sinopsis: "Yo soy el vampiro Lestat. ¿Me recordáis? El vampiro que llegó a ser una superestrella del rock, el que escribió su autobiografía. El de pelo rubio y ojos grises, el de insaciables deseos de hacerse visible y famoso. Me recordáis. Quise ser un símbolo del mal en un siglo iluminado donde el mal (en el sentido estricto de la palabra) que soy no tiene lugar. Me imaginé incluso que, de esta forma, haría algún bien: jugando a ser el diablo en el escenario. La última vez que hablamos acababa de empezar algo con buen pie..."

Opinión:  Casi un año después de haberles dejado por aquí mi opinión sobre la segunda parte de las crónicas vampíricas de la señora Anne rice, vuelvo al ruedo, intentando rescatar algunos de mis pensamientos de cuando leí esta, la tercera entrega de la saga y el punto final de una parte de la misma. Y recuerden, estas opiniones, por ser de una saga, pueden contener pseudo spoilers, aunque ya me conocen y saben que yo evito a toda costa revelar cosas demasiado grandes.

La narración esta vez se encuentra distribuida entre los diferentes personajes que aparecerán en la novela; no nos encontraremos solamente con Lestat, sino también con otros vampiros y seres humanos que ineludiblemente harán su aparición en la historia, y ocuparán sí o sí cierto papel en ella.

Retomamos el hilo justo en donde la autora lo cortó en la anterior novela, en un punto lleno de adrenalina e intriga para quien lo haya leído, pues nuestro protagonista se hallaba en una situación tan increíble como mortal. Aquí se profundizará mucho más en los elementos que lo llevaron a encontrarse envuelto en tremendo embrollo con nada más ni nada menos que la reina, la madre de todos los vampiros: Akasha.

No sólo Lestat está en peligro, sino también toda la especie vampírica, pues Akasha, tras un largo letargo, ha despertado con la cabeza llena de ideas revolucionarias que según ella podrían cambiar el mundo para mejor; y una de sus maravillosas ocurrencias es la de aniquilar a todos los vampiros. O bueno, a los que pueda. Justamente por eso, y ya cuando la temible reina estaba a punto de culminar su tarea, una profecía, casi tan antigua como ella misma, se abre paso entre las sombras para hacerse realidad, trayendo consigo a algunos de los seres habitantes de la noche más antiguos de la tierra, y a otros que más bien quisieran pasar desapercibidos.

En cuanto empecé con su lectura, me resultó atrapante; creo que Anne Rice es de las pocas autoras que puede escribir un libro de 1000 páginas que no intimide a sus lectores, y eso es gracias a la maestría con la que logra encerrarlos en sus páginas. Aquí se llevó a sí misma y a su historia a otro nivel, y lo digo porque a mi parecer este es un libro que se encuentra mucho más empapado en historia y mitología que sus antecesores. Nos lleva a viajar al pasado remoto, al pasado cercano, y a diversos lugares del mundo en un santiamén.

Algo que me resultó muy alucinante del argumento, fue la sanguinaria matanza de vampiros. No me impresionó por su violencia, sino más bien por su explicación, y porque la encontré del todo lógica. Una vez más logré vislumbrar aquel romanticismo con el que la autora trata a sus pequeñas criaturas, y además reafirma la idea de que una misma especie, por más inteligente, sabia y poderosa que sea, puede ser su propia perdición.

También, por supuesto, están los infaltables nuevos personajes. Y aquí me perdonarán, porque si bien tenemos un buen puñado de ellos, es imposible no hacerse con alguno que otro favorito. Los más rescatables para mí en esta ocasión son Pandora, Marius, y Maharet, aunque también me dejé llevar por mi lado sentimental y volví a caer enamorado de Gabrielle. Fue increíble ver trabajar a un verdadero aquelarre de vampiros por un mismo fin, puesto que hasta ahora estaba acostumbrado a verlos como personajes solitarios y aislados de sus semejantes.

Aquí de nuevo Lestat está en el no despreciable papel de anti héroe, o algo así, pero que no les quepa la menor duda de que lo veremos lidiar de nuevo con su propia existencia, intentando hallar una explicación a todo cuanto está sucediendo, e intentando a toda costa salir bien parado de la situación.

Puedo definirlo como un libro redondo, pues en él se le da una explicación y  un punto final al argumento iniciado en  la segunda novela, y no necesita de ningún otro agregado, ya que absolutamente todo queda claro como el agua. Aunque eché en falta algo más de acción y vampiros en escena, este es un relato que se disfruta de principio a fin, y una novela que aporta mucho a la historia de las crónicas en general, cerrando un ciclo en las mismas y dejando establecido un nuevo comienzo  para las criaturas de la noche.

Merece: 

Otros libros de la saga:

martes, 17 de enero de 2017

Recomendación: Una serie de eventos desafortunados

Luego de una espera que se me hizo eterna, el viernes pasado POR FIN se estrenó la nueva adaptación de los libros de Lemony Snicket, la saga A series of unfortunate events. Esta vez fue llevada a la pantalla chica nada más ni nada menos que por Netflix, en formato de serie de televisión.

Soy muy fan de los libros, de los cuales ya les he hablado por aquí, y hace unos años, cuando me enteré de que volverían a ser adaptados, me alegré mucho. Sin embargo, tras ver los tráilers que la plataforma lanzó, me decepcioné mucho, porque sinceramente lo que ahí mostraban no le hacía justicia, para mí, a los libros. PERO, como buen fan que soy, no podía dejar de verla, así que el sábado me puse en la tarea de empezar a verla, y no pude parar, porque, sencillamente, ME ENCANTÓ.

Antes de seguir hablando, les dejo un videito explicativo de la historia en general:


Ahora sí, a lo bueno.

Cuando digo que me encantó, es que fue así, de plano. Tenía mucho miedo de que la historia fuera llevada más hacia la comedia que hacia lo que en verdad es su estilo: algo oscuro e irreal. Todas mis preocupaciones se fueron al caño desde el primer episodio, porque ya de entrada te advierten que lo que vas a ver no es nada bueno, justo como en los libros, y ya desde ahí me atraparon. Cada detalle ha sido recreado con atino, e incluso el humor negro y varias escenas son exactamente iguales a como lo son en la historia escrita, con lo cual me ha parecido una adaptación muy, muy fiel al material original.

Considero que sin duda todos los fans nos sentimos alagados y satisfechos con el resultado final, pues por fin el mundo entero podrá conocer más de cerca una historia única y sin igual dentro de la literatura, y nosotros a la vez podremos deleitarnos visitando una vez más, de un modo distinto, el mundo que tanto nos atrapó.


También se han agregado y cambiado ciertos detalles, pero en lo personal no me ha molestado, sino todo lo contrario, me ha hecho ver cada cosa que sucede en la historia con un espectro más amplio que el que ya tenía como lector. Algo que sin duda debo destacar, porque me ha ENAMORADO, son las muchas referencias a la literatura que han puesto en la serie; recuerdo que en los libros las hay, pero no tan variadas y abundantes, así que sin duda es un regalito para nosotros los lectores asiduos. Incluso aparece una de mis frases favoritas de Haruki Murakami, y fue la gloria verlo :).

Hablaré un poco de los actores principales, porque todos me han gustado; unos más que otros,pero en general todos han hecho un trabajo estupendo.

Para empezar, Lemony  Snicket: creo que es uno de los personajes que más tenía curiosidad por ver, porque no es muy "tradicional". Me encantó la manera en la que decidieron tratarlo, y el actor que lo interpreta, Patrick Warburton, me cautivó. Cada vez que aparecía en pantalla era una sorpresa completa, y tiene un no se qué, que me hizo encariñar más con él que con el Lemony de los libros.

Cuando un personaje despierta odio, creo que es normal, pero si lo que sucede es que nos exaspera y nos lleva al límite con su personalidad, eso ya es diferente, y creo que Mr. Poe es uno de estos últimos. Aquel que no lo odie aunque sea un poquito, no está en nada, porque de verdad amigos, este señor es pura ineptitud andante. Me gocé su personaje hasta donde ya no pude más, porque fue uno de esos cambios que no me esperaba para nada y me gustó mucho lo que hicieron con él, llevándolo a ser un "graciosillo", pero sin olvidar su completa falta de sentido común.



Violet es otro caso, porque durante los primeros episodios la actriz no me convencía mucho, pero a medida que fui avanzando logré ver mucho de el personaje en ella, y ya durante los últimos episodios la quería como si fueramos amigos de toda la vida. Sin embargo, todavía me hace falta un poco más de espíritu, porque me parece una Violet muy... melancólica.

Con Klaus me ocurrió todo lo contrario. Desde que lo vi dije este es, y sí señores, este es el Klaus perfecto. Es audaz, sabelotodo, y muy preciso. Es tal cual como en los libros.

Sunny, la bebé, es también uno de esos toques que hace que la serie sea lo buena que es. No puedo juzgar la actuación de un bebé, pero puedo decir sin temor a equivocarme que como Sunny no se habría podido pedir más. Además, esos comentarios épicos que le ponen son para morirse XD.

Finalmente, y cómo no, si no lo podemos dejar de lado, está el siniestro, malvado, y por qué no, el único: el conde Olaf. Pese a que en principio creí que era un Olaf... extraño, al igual que me sucedió con Violet, a medida que avanzan los episodios logré encontrarme con él, y hallar que es uno de los mejores personajes de la serie. Creo que han logrado un equilibrio entre el miedo que debe despertar en el espectador y lo hilarante de su esencia misma. Neil Patrick Harris, contra todo pronóstico, ha logrado salirse con la suya.


Ya para ir terminado, otro delos puntos que quiero destacar de la serie es la importancia que se le ha dado a la troupe del conde. En los libros son personajes de vital importancia para el desarrollo de la historia, y me alegra que aquí se les trate como tal.

No me queda más que decirles que está súper recomendada, y que espero que se animen a verla, pues de verdad me gusta muchísimo la historia, y me hace mucha ilusión que más y más gente va a tener ahora la oportunidad de conocerla. Es algo diferente a lo que la televisión nos tiene acostumbrados, y ojalá podamos tener la oportunidad de ver más episodios en el menor tiempo posible, porque les dejo ahí una pista: al final se deja antojado al espectador con lo que sería el comienzo de un noveno episodio,y además con un número musical bastante bizarro.

Y ahora sí, me despido, pero no sin antes agradecerle al señor que se inventó las tarjetas prepago de Netflix. Bendito sea usted y toda su familia.

lunes, 2 de enero de 2017

In My Mailbox: Noviembre y Diciembre 2016


¡FELIZ AÑO NUEVO A TODOS!
Hace varios días no me paso por aquí, y no tengo muy arraigada esa costumbre de hacer una entrada exclusiva para desearles una feliz navidad o el feliz año, así que siempre aprovecho para hacerlo así, dentro de otra entrada; les deseo lo mejor de lo mejor a todos ustedes, y espero que el 2016 quede atrás, y ojalá este 2017 se reivindique (por lo menos en mi caso), porque espero poder lograr varios cambios de vital importancia en mi vida, y necesitaré de toda la suerte que hay en el mundo para lograrlos :).


Pasando a la materia principal de un IMM, que son los libros, hoy viene doble. A mí no me llegó ningún libro por las festividades, pero sí tenía algunos que no les había enseñado por aquí, así que continuemos y démosle rienda suelta al consumismo XD:

Primero que todo, debo decir que seis de los once libros que verán aquí los adquirí con un bello y hermoso 40% DE DESCUENTO. Sí; la librería del Fondo de cultura económico, durante todo el Black Friday puso los libros de su tienda virtual con el 40% que ya les mencioné. Yo tenía un dinerito por ahí, y como estaba en plena fase depresiva, decidí gastarme hasta lo que no era mío. Fue así como logré, tras varios años, adquirir la trilogía Mundo de tinta de Cornelia Funke. No imaginaba que eran unos libros tan... gordos, y ahora estoy un pelín intimidado.


Quería también algunos libros de Sebastian Meschenmoser que ellos editan, pero al final solo conseguí El estambre mágico del señor pug, porque los demás títulos suyos ya estaban agotados :(. Lunática, por su parte, me había llamado la atención desde la FilBo del año pasado, así que decidí darle una oportunidad. Y mi descubrimiento, del cual me siento algo orgulloso, es Candy, de Kevin Brooks. La sinopsis del libro me ganó, no puedo negarlo, pero la edición es otra cosa. Es de esos libros tan bonitos que uno puede ver durante horas seguidas.


Ya entrados en Diciembre, como les he dicho ya mil veces, estaba muy, muy deprimido, y me entró la nostalgia por un montón de cosas. Por lo que quiero ser y no soy; por lo que otros quieren que sea y no puedo ser; por las cosas que ya no están; por las que quisiera que estuviesen; por todos los sueños que aún no cumplo. Pero, sobre todo, me entró la nostalgia por las cosas que alguna vez me han marcado, y una de esas cosas ha sido un libro en particular. Dicho libro pertenece a una colección que se editó hace muchos años en latinoamérica, llamada Escalofríos, y que hoy en día no se vende en las librerías que no son de segunda mano. Curiosamente, uno de mis lugares favoritos de Bogotá tiene varias librerías de ésas últimas, así que allí fui y logré rescatar cuatro títulos de la serie. Planeo intentar conseguirla toda, porque de verdad el único que leí de la colección me ayudó mucho en cierto momento de mi vida, y ahora que estoy en el "limbo" espero que estos puedan tener el mismo efecto.

Por último, quisiera enseñarles la "segunda parte" de El perro guardián de las estrellas. No es,hablando literalmente, una continuación de la historia del primer tomo, sino más bien una forma que tuvo el autor de cerrar un círculo, de culminar algo que sentía que debía terminar.

Siento mucho terminar así tan abruptamente, pero no he podido evitar soltar una que otra lágrima mientras escribía este post. Quizá es porque ya es un nuevo año, pero la verdad me estoy sintiendo fatal. Estoy asustado, y tengo miedo de lo que vendrá. Porque hice una promesa, y curiosamente esa promesa implica ser todo lo contrario a como me siento en este momento, y no sé si pueda lograrlo. No suelo expresar el cómo me siento a los cuatro vientos, pero necesito dejarlos vivir en algún sitio, y esto es lo que tengo.

Gracias por leer.