martes, 18 de abril de 2017

Top Ten Tuesday: Libros únicos


Aprovechando que la necesidad de escribir ha vuelto a mí (gracias, Dios), y que todavía no se va, me dije a mí mismo que debía hacer un TTT porque hace mucho no hago uno. Revisando los temas de los últimos y próximos días vi que la semana pasada se hablaba de "Libros únicos", e inmediatamente me decidí por ese. Así que bienvenidos, y tengan listos papel y lápiz a mano, porque aquí van los 10 libros que considero únicos (hasta ahora):

1. Memorias de un amigo imaginario, de Mathew Dicks: Hace muuuuucho tiempo, en los inicios del blog, les hablé de este libro (si quieren ver mi opinión, está por aquí) y de lo mucho que me gustó. No sé ustedes, pero en mi caso esta es la única historia que yo he leído narrada desde la perspectiva de un ser IMAGINARIO. Sí, el título de la novela es literal. A pesar de que muchos lo consideran un libro infantil/juvenil, para mí tira más a thriller con todo el suspenso que carga.

2. Por trece razones, de Jay Asher: También les he hablado de este librito por aquí. Es un libro muy, muy fuerte, que trata un tema muy delicado como el suicidio de una manera nunca antes vista. Por algo es un "fenómeno", ¿no? La historia ahonda en la mente del lector para hacerlo sentir como, bueno, una persona suicida. Sí, así de simple. Justo ahora ando viendo la serie y me tiene hecho un desastre, tal y como me ocurrió cuando leí la novela. Tengo que parar, dejar de ver los episodios, y volver cuando estoy tranquilo. El libro es toda una experiencia, o por lo menos para mí lo fue, porque recuerdo que me tardé más de un mes en leerlo porque la historia me tocaba muy de cerca. Y todavía hay gente que lo critica y dice que no sirve para nada, que no aporta nada nuevo. Ajá.

3. Sunshine, de Robin McKinley: Todavía tengo pendiente publicarles mi opinión de este libro, pero OJO, que ya está escrita; es que como viene con sorteo incluido todavía estoy planeando esos detalles ;). Sunshine es... especial. Es todo lo que me esperaba y mucho más; tanto la historia como los personajes y el mundo en donde se desarrolla la historia son sencillamente incomparables. Es una mezcla de novela de misterio, fantasía, romance, aventura, y así con quién sabe cuántos más géneros.

4. Diario, de Anne Frank: Solamente voy a decir que este es un libro que todos deberíamos leer alguna vez en la vida. No puede compararse con ninguna otra historia precisamente porque es un diario, y uno que fue escrito en una época que nos incumbe a todos.

5. Una serie de catastróficas desdichas, de Lemony Snicket: Historias raras y esta. Viéndolo bien la historia es simple y el planteamiento sencillo; nada que sea una revelación. Sin embargo, creo que es el estilo del autor lo que hace que sean tan, tan adictivos los libros de la serie. Él le pone su toque mágico para que uno no se aburra, y funciona.

6. La mecánica del corazón, de Mathias Malzieu: Recuerdo que mientras leía este libro pensaba justamente en una peli de Tim Burton. Es oscuro y bello a la vez, algo fuera de la imaginación de cualquiera. Y no hablemos de ese final, porque a mí me gustó aún más gracias a ello.

7. Lady masacre, de Mario Mendoza: Esta es una novela colombiana que recomiendo mucho a cualquiera. Está llena de misterio, y es tan retorcida en sí misma que ni yo me creo la historia del todo. O sea, le da una vuelca de tuerca a la trama que lo deja a uno como en el aire, y no sólo por lo que pasa, sino porque le abre a uno los ojos ante algo que, aquí entre nos, pasa hasta en las mejores familias. Tal vez yo era demasiado inocente cuando lo leí.

8. Totally Joe, de James Howe: Este es un libro que leí ya hace un buen tiempo. Está escrito a manera de trabajo escolar, no estoy muy seguro de cómo llamarlo en español, pero sería algo así como una "alfabiografía". Por cada letra del abecedario hay un capítulo, y así es como el protagonista nos cuenta su historia. Y déjenme decirles que es súper adorable. Es un niño que descubre que es gay, y uno la pasa de película con sus aventuras porque es eso, un niño, y vive, según él, en un drama. Es un libro algo infantil, pero del todo disfrutable.

9. Cien años de soledad, de Gabriel García Márquez: Todo aquel que haya leído esta señora novela estará de acuerdo conmigo en una cosa: es única. Perdón por la redundancia, pero no hay otra palabra para describirla. Uno se enreda, se engancha, se confunde y disfruta de la historia todo al mismo tiempo. El hecho de que la historia transcurra en un período de tiempo tan largo hace que uno se sienta como en casa cada vez que retoma la lectura, y no es un secreto para nadie que ocurren ciertas cosas "poco ortodoxas" que le hacen a uno pegarse al libro cual anciana chismosa para saber qué pasa.

10. Y por eso rompimos, de Daniel Handler: Ahora que lo pienso, este libro se parece mucho a Por trece razones. No en la trama, sino en el hilo que lleva la historia: en este lo llevan los objetos que tienen que ver con la ruptura de una chica y su novio, y en el otro las cintas que llevaron a la protagonista al suicidio. De hecho también sería muy divertido ver una serie basada en este libro (díganselo a Netflix). Eeeeen fin. Pues eso, que aquí hay drama por doquier, pero uno lo disfruta porque quiere ver al susodicho ex novio hecho polvo.


Me está matando el dolor de cabeza; será por tanto lloriquear. ¿Saben de alguna otra joya que me esté perdiendo? ¿Han leído alguno de los que les dejo aquí? 

Como siempre, nos vemos en los comentarios :).

jueves, 6 de abril de 2017

In My Mailbox: Marzo 2017

¡Hola a todos!

Marzo terminó, y fue un mes lleno de cosas en mi vida, y no muchas relacionadas con libros, razón en una entrada que dedicaré especialmente a ello, pero también pasaron otros hechos que me dejaron literalmente seco de tiempo; el más relevante de todos: mi hermano se casó. Ha sido todo un drama, porque prácticamente nadie se lo esperaba, si bien ya lo sabíamos hacía meses, pero bueno, ya saben que en cosas del amor nadie manda. por la cual no escribí prácticamente nada por aquí. PERO tengo una excusa, y esa se las pienso decir

Continúo en mi búsqueda de los libros de Escalofríos, y ya he pensado más de una vez en tirar la toalla porque de verdad cada vez me es más y más imposible conseguir alguno que ya no tenga. Igualmente me seguiré pasando por las librerías de segunda mano de vez en cuando para ver si algún día logro por fin tenerlos todos.

Tal y como les había comentado en el IMM del mes pasado, había atravesado toda la ciudad en busca de Lo contrario de la soledad pero no lo tenían. Me llevé una gran sorpresa cuando, tres días después de semejante hazaña, me llamaran de la librería para decirme que ahora sí lo tenían y que si podía pasar por el. Háganme el favor. Obviamente que me pegué de nuevo el viaje hasta allá, y adivinen qué: otra vez en vano. Lo tenían, sí, pero con llave en la bodega, y nadie encontró las llaves. Madre de Dios, yo no sabía si reír o llorar por mi triste destino. Pero bueno, aquí lo tenemos en la foto gracias a que en mi tercer intento logré, por fin, traérmelo a casa.


Si bien marzo fue un mes en el que estuve muy alejado de la lectura, ocurrió algo de vital importancia para mi vida como lector. Leí Sunshine, y me gustó, me gustó, me gustó mucho. No esperaba algo así de la historia, y ahora está entre mis libros favoritos de toda la vida. Pues bueno, como me gustó tanto, y como ya les he dicho hasta el cansancio que la editorial que lo publicó en español cerró, me dije que algo tenía yo que hacer para que no quedara en el olvido, así que me fui a una librería, de nuevo al otro extremo de la ciudad, y me hice no con una, sino con TRES copias del libro. Nada más entrar lo vi en el escaparate, prácticamente rogando a que alguien se lo llevara, y créanlo o no, me rompió el corazón. Es injusto ver que hayan libros tan buenos sin que nadie los lea.

Uno de los ejemplares es para mí, porque soy víctima de la paranoia y me da miedo que tal vez la copia que ya tengo se pierda (?). El segundo es, ojalá, para alguien a quien quisiera regalárselo porque tengo el presentimiento de que quizá podría gustarle, y además me cae súper bien. Y el tercero, LEAN BIEN ESTO, es para alguno de ustedes, los seguidores del blog :D. Deben ustedes pensar que yo soy un ingrato porque nunca les regalo nada, pero tranquilos, porque por lo menos ya tenemos un premio a su fidelidad que se irá pronto de mi casa, y espero que sea a un lugar que lo acoja con todo el amor que se merece. Deben estar muy pendientes porque apenas tenga todo bien pensado les estaré diciendo cómo participar por él.

Cuando ya llevaba media entrada escrita me di cuenta que faltaba un libro, así que aquí se los enseño: Cuentos de terror del barco negro. Lo conseguí en una librería de segunda mano, y desde que lo vi en el estante fue como si el libro me hubiese estado esperando a mí y solo a mí. No lo solté, y de hecho no me alcanzaba el dinero que tenía para comprarlo, pero la chica que estaba allí creo que notó mi emoción y las ganas que tenía de que fuera mío, y me lo vendió por lo que llevaba en los bolsillos. Me causa mucha curiosidad, y no sé por qué me recuerda a mis años de estudio en la primaria, pero me pone muy sentimental.

Espero que a ustedes les haya ido mejor en cuanto a lecturas, y no olviden dejarme sus comentarios que me hacen tan feliz. Nos leemos luego :3.