viernes, 19 de agosto de 2016

Opinión: "El mundo de afuera" de Jorge Franco

Título: El mundo de afuera
Autor: Jorge Franco
Páginas: 312
Publicado por: Alfaguara
Sinopsis: Isolda vive encerrada en un castillo extraño y fascinante al mismo tiempo, tan ajeno a la ciudad de Medellín en la que se sitúa como singulares son sus habitantes y la vida que llevan. La atmósfera de irrealidad que se respira resulta opresiva para la adolescente, que encuentra en el bosque que lo rodea la única tregua posible a su soledad. Pero las amenazas invisibles del mundo de afuera se cuelan silenciosamente entre las ramas de los árboles cercanos al castillo.
Con un perfecto manejo de la tensión, Jorge Franco construye en esta novela un cuento de hadas con tintes tenebrosos que acaba convirtiéndose en la historia desquiciada de un secuestro.Dentro y fuera de la fortaleza, el amor, ese monstruo indomable, se muestra como una obsesión que aliena y embrutece, que pretende someter, que despierta deseos de venganza y del que solo parece posible escapar aceptando la muerte como destino.

Opinión: Llevo bastante tiempo sin escribirles sobre algún libro, pero siendo honesto, no ha habido últimamente ninguno que me motive  a hacerlo. Bueno, sí, pero tengo tantas ideas en la cabeza sobre ése otro título, que no sé cómo transmitirlas de forma escrita. Pero bueno, hoy no estoy aquí para hablar de eso, y ustedes tampoco, ni más faltaba. Estamos aquí para que yo pueda hablarles de una novela que leí hace algunos meses y que me resultó muy entretenida; sí señores, se trata de El mundo de afuera, novela que ganó el Premio Alfaguara de Novela 2014, y que es escrita por Jorge Franco, autor colombiano que firma la tan aclamada Rosario Tijeras.

Esta novela podría definirla como algo confusa, simple a ratos, difícil de entender otros tantos, pero funcional. Muy funcional.

Narrada a través de tres historias que convergen en algún punto, el argumento principal es el secuestro de un acaudalado hombre quien además es el propietario de un "pintoresco" castillo en la ciudad de Medellín. Los otros dos hilos conductores son las historias de Isolda, su hija, y la historia del Mono Riascos, su secuestrador.

El Mono ha planeado este "gran secuestro" como parte de un plan para fugarse y dar por terminada su vida de malandro, cosa que no termina de salir del todo bien, pues no es precisamente a don Diego, el acaudalado hombre, a quien planea secuestrar en primer lugar. Pese a todo, él y su cuadrilla de colaboradores deciden llevar la estrategia a cabo, y terminan atrincherados en una cabaña del páramo con su nueva víctima.

Por su parte, don Diego puede decir que ha vivido una vida sin igual. No hay que ver sino en qué tipo de lugar vive para darse cuenta de ello. Sin embargo, siempre tuvo una debilidad: su hija Isolda. Desde que su primogénita nació se dedicó a llenarla de mimos y cuidados, llegando incluso al punto de sobreprotegerla, ya que según él, el mundo de afuera está plagado de corrupción y peligro.

Y finalmente tenemos a Isolda, la ya mencionada hija de don Diego, pero también la obsesión del Mono Riascos desde que este era tan solo un niño pequeño que jugaba en las inmediaciones del bosque que rodea el castillo. Isolda ha vivido toda su vida encerrada en un lugar apartado de todo, a excepción de las escasas ocasiones en que la llevan a pasear en su auto. Extrañamente, ella descubre que en su castillo habitan seres mágicos, y son estos quienes poco a poco la atraen hacia el bosque.

Conociendo ya por encima la historia global, pasemos a hablar del libro en sí.

Puedo decir que la lectura de este libro ha sido de las más veloces que he hecho, y esto es, en gran parte, gracias a su narración, que es ágil y sin mucho detalle molesto. La idea de que se nos están contando tres historias a la vez (incluso cuatro, porque hay otro narrador del cual no sabemos prácticamente nada) hace que uno quiera saber más: hurgar en lo más hondo de quien está narrando para saber qué sucedió, sucede o está por suceder. Si bien no acaban de enlazarse bien los hilos de las tres, en general no hay que matarse demasiado la cabeza para saber por qué una involucra a la otra.

También hay, como puede leerse en la sinopsis, cierto aire "fantástico" en la historia. Más exactamente, dicho toque mágico envuelve al personaje de Isolda, por lo cual solo diré que es uno de los toques que más intrigan de la novela. No hay que emocionarse mucho con ello, porque la sinopsis promete una cosa, pero la historia nos da otra, y el "mundo mágico" es algo que queda más bien aislado de la trama.

Personajes y enredos tiene varios, muy poco desarrollados algunos para mi gusto y, como en todo libro, algunos son más relevantes que otros. De hecho,  varios personajes secundarios protagonizan una de las mejores vueltas de tuerca que haya leído. Me refiero a que, tras llevar páginas y páginas de un ritmo de lectura promedio, gracias a la acción de estos personajes la historia cobra un cariz más atractivo y entra en su punto álgido y final.

No puedo hacer nada más aparte de recomendarles esta historia. Una que es, como ya dije, un poco enredada y extraña, pero que a pesar de todo le brinda a quien se anime a leerla una lectura rápida e inteligente; es una novela que mezcla demasiadas cosas para mostrar poco, pero en conclusión sale bien parada.

Merece:

2 comentarios:

  1. Me ha llamado muchísimo la atención la sinopsis, y tu reseña me ha confirmado que es un libro que tengo que leer. Gracias por la recomendación.

    Un beso!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues muchas gracias :D. Aunque sigo creyendo que mis opiniones son súper desordenadas XD.

      Saludos.

      Eliminar